Cómo vaciar un calabacín

paso a paso de cómo vaciar un calabacín

paso a paso de cómo vaciar un calabacín

Tras el puente del del Pilar os presentamos una nueva técnica básica para una cocina gourmet: cómo vaciar un calabacín. Es un proceso realmente fácil, que todos nosotros podemos aprender. Además, no requiere de un equipamiento de cocina profesional, sólo de un cazo con tapa (o en su defecto podemos usar un plato como tapa), un cuchillo, una cuchara y una tabla para cortar. Ya véis que todo son utensilios habituales en nuestra cocina sana y light.

Os preguntaréis por qué uno debe aprender a vaciar calabacines, ¿no? Diversos motivos; mejoramos por cinco la presentación en un plato (ya lo veréis en nuestra próxima receta), nos salimos de la rutina y hacemos que nuestra comida sea algo especial y a más a más, es  muy apropiado para llevar en tuppers (la misma comida es su mismo recipiente).

Ingredientes de cómo vaciar un calabacín:

  • 1-2 calabacines (mejor si son gruesos porque así sus paredes serán más fuertes)
  • Agua

Pasos de cómo vaciar un calabacín:

  • PASO 1: lavamos el calabacín y le quitamos las puntas. Cortamos en trozos de 5-6 cm aprox. como si fueran pilares ;-). Ponemos los trozos en un cazo con dos dedos de agua (no debe llegar ni a la mitad del calabacín). Es importante que el lado más ancho del cilindro sea la que esté en contacto con el agua (eso luego nos facilitará luego la tarea de vaciar). Cuantos más trozos cortemos, más margen de error podremos cometer. Así que si necesitamos seis trozos para emplatar, tengamos mejor diez trozos para vaciar.
  • PASO 2: encendemos el fuego al máximo y tapamos (si nuestro cazo no tiene tapa correspondiente podemos sustituirlo por un plato). Lo dejamos cocer durante unos 12 minutos.
  • PASO 3: sacamos del cazo los trozos y les damos la vuelta para ponerlos en la tabla de cortar. De esta manera, el lado más ancho del cilindro, que es la que estaba en agua, ahora estará visible.
  • PASO 4: con un cuchillo trazamos una circunferencia para marcar el límite de vaciar.
  • PASO 5: con mucho cuidado, y, con la ayuda de una cuchara, vamos vaciando la pulpa del calabacín (esta es la parte más delicada). Mejor no ahondar demasiado para no romper la base del calabacín aunque si pasara, que no cunda el pánico, rellenamos de forma artificial con un poco de pulpa de calabacín y solventamos el pequeño contratiempo. Y si rompemos una de las paredes del calabacín, entonces lo mejor será desecharlo como recipiente y reciclarlo como relleno (deberéis esperar a nuestra próxima receta para saber cómo se hace).
  • PASO 6 (opcional)sólo recomendamos hacer este paso una vez porque en realidad es para comprobar que estamos vaciando correctamente el calabacín. Este paso se basa en realizar un corte sagital al calabacín (o sea de arriba a abajo y por la mitad del calabacín). Así que tened en cuenta que cuando lo hagáis, después ya no podréis volver a usar este trozo como recipiente de un calabacín relleno.

¿Queréis aprender más técnicas para hacer las recetas light gourmet más sanas como esta de cómo vaciar un calabacín? Suscribíos a nuestro blog y las recibiréis por correo electrónico.  :-)

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 10.0/10 (6 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)
Cómo vaciar un calabacín, 10.0 out of 10 based on 6 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *