El albaricoque

albaricoques-cocinar-light

albaricoques

El albaricoque es una fruta fácil de encontrar durante todo el verano. Es similar al melocotón pero más pequeñito y “amarillento-anaranjado”. Tiene un sabor dulce y es muy refrescante, ideal para incluir en una dieta sana y equilibrada. Pero, ¡ojito! que su semilla es tóxica y puede causar envenenamiento por cianuro. Suerte que sólo hay una semilla 😉

Principales ventajas de los albaricoques

  • Prácticos; no hace falta pelarlos, piel comestible. Basta con realizar un corte por la mitad para quitarle la nuez/semilla (véase ejemplo en la foto de los albaricoques).
  • Limpios; sólo hace falta pasarles un agua.
  • Pequeñitos; tienen un tamaño apropiado para llevar varios en un frasco; por ejemplo en un tupper a la oficina.
  • Accesibles; dentro de su temporada, desde mayo a finales de julio, son fáciles de encontrar en cualquier mercado, supermercado o frutería.
  • Dulces; tienen un sabor muy agradable cuando están maduros.
  • Provechosos; la piel del albaricoque seco se puede infusionar (preparar como si fuese té).
  • Light; pocas calorías, apenas contiene 48 por cada 100 gramos (menos incluso que las cerezas).

Principales inconvenientes del albaricoque:

    • Sólo maduran en el árbol, con lo que si se compran verdes nunca saldrán dulces.
    • La piel aterciopelada puede resultar alérgica para ciertas personas.
    • Es una fruta delicada para transportar largas distancias (afecta sobre todo a importaciones y exportaciones). Así que, si el país de residencia no tiene plantaciones de albaricoques,  es difícil conseguirlos frescos. ¡Suerte que en España sí hay!

Compra y conservación de los albaricoques

Cuando se compran albaricoques, es muy importante fijarse en los que ya están maduros (como hemos dicho antes, sólo maduran en los árboles). Mejor escoger los que sean más firmes, grandes y los que tengan un color más “amarillento-anaranjado“. Sobre todo hay que evitar los que tienen un color verde porque significa que son inmaduros.
Para conservar los albaricoques lo mejor es guardarlos en la nevera sin lavar y en un tupper tapado. Aguantan bien una semana y, si no, a temperatura ambiente, durante máximo 4-5 días.

Trucos y consejos:

  • Asar albaricoques y hacer así una receta light gourmet es muy simple. Primero se exprime una naranja para obtener su jugo. Este jugo se usa para bañar los albaricoques y, posteriormente, se espolvorea un poco de canela por encima. Después se ponen en una bandeja para meter en el horno. Se hornea durante 15 min. a 175ºC, calor a los dos lados y con opción ventilador (si se tiene).
  • ¿Sabíais que a los albaricoques se les llama orejones cuando son secados? Aparte de secarlos, también se pueden realizar mermeladas y conservas.
  • ¿Sabíais que existe un festival de cine con nombre de albaricoque? Se llama “Golden Apricot Yerevan International Film Festival” y se hace en Armenia. De hecho, el nombre científico del albaricoque es “prunus armeniaca” porque se cree que el país de origen de esta fruta es justamente éste: Armenia.

Si te ha gustado el post de el albaricoque y crees que puede interesar a alguien más, no olvides compartirlo en FacebookTwitterG+… ¡Gracias! y como siempre, os recordamos que si os suscribís a nuestro blog, recibiréis las nuevas recetas por correo electrónico.

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 10.0/10 (9 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +9 (from 9 votes)
El albaricoque, 10.0 out of 10 based on 9 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *