Los tuppers

tuppers

los tuppers

Tenemos la sensación de que en los últimos años el mundo de los tuppers ha ido ganando mala fama. ¿Será porque los llevamos asociado al trabajo? Nosotros desde aquí reivindicamos la fantástica utilidad de los tuppers. Nos permite seguir controlando nuestra dieta y nos aseguramos una calidad culinaria. ¿Además, cuántas veces nos han salvado de esos ataques de vagancia culinaria? ¿No estáis de acuerdo?

¿Cuál es la mejor manera de sacarle provecho a los tuppers individuales? Cuando cocinéis y sois por ejemplo dos, pues cuesta lo mismo (o casi)cocinar para dos que para cuatro, así que añadidle generosamente dos raciones más. Estas dos raciones extras van directas a los tuppers individuales y, cuando estén fríos, al congelador.

Fórmula y trucos del mundo de los tuppers:

Cocinarlight Style = 1 almuerzo ó 1 cena para 2 + 2 raciones individuales de tupper

¿Y cuántas veces se os ha derramado el tupper?  Esos momentos en que llegáis a la oficina y veis cómo ese jugo se ha concentrado en la base de la bolsa y hagáis lo que hagáis sabéis que os acabaréis pringando. ¿Truco? Llevad el tupper congelado ya desde casa y vuestras posibilidades de derrame se verán drásticamente reducidas. Ya en el trabajo es mejor que uséis el microondas para descongelar el tupper (ojo, pero sin su tapa).

¡Después de comer, toca lavar los tuppers!

En casa es mejor que los dejéis en remojo durante unos 20 min con agua muy caliente y con una gotita de jabón. Luego ya los podréis enjabonar y aclarar con agua muy caliente. ¿Ah, pero tenéis lavavajillas? Entonces sois unos afortunados y os basta con el programa de lavado en agua caliente.

¿Qué hacer cuando los tuppers desprenden olores?

Ante todo, debéis tranquilizaros; es algo habitual y normal que los tuppers desprendan olores. No significa que seáis unos guarros ;-) . El tupper, a lo largo de sus múltiples usos, puede ir almacenando ciertos olores. Así que el primer truco es que coloquéis una hoja de periódico (valdría cualquier periódico) dentro del tupper, cerréis el tupper y lo dejéis así toda la noche. A la mañana siguiente sacáis la hoja y lo volvéis a lavar y si aún así sigue desprendiendo olores, entonces podéis ir al plan B. El plan B consiste en que cojáis un paño húmedo y con un poco de vinagre (que no sea el balsámico) y le deis un buen repaso. ¡En principio debería quedar como nuevo!

¿Os ha parecido útil este post de los tuppers? Si es así, compártelo con tus amigos en Facebook, Twitter, G+… ¡Gracias! :-D 

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 10.0/10 (9 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +9 (from 9 votes)
Los tuppers, 10.0 out of 10 based on 9 ratings

2 pensamientos en “Los tuppers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *