Masa de croquetas light

masa de croquetas light

masa de croquetas light

Hoy proponemos cómo cocinar una deliciosa masa de croquetas light. ¿Os acordáis que hace unos posts atrás, os enseñamos cómo se hacía un buen caldo casero? Bueno pues una receta está íntimamente ligada con la otra. Para una buena masa de croquetas lo mejor es aprovechar los huesos de pollo de un caldo. La carne adherida a ellos se ha pasado unas cuantas horas absorviendo un sinfin de sabores de los otros ingredientes del caldo con lo que estará muy gustosa. Y, sino una buena alternativa sana es usar un pollo horneado.

Además, hacer una buena masa de croquetas también requiere de un poco de metodología. Es muy importante no alterar los pasos y desordenarlos porque el resultado podría variar considerablemente. Así que mejor seguir al pie de la letra las instrucciones si queremos que la receta nos salga bien. Y si necesitáis congelar la masa, ¡a continuación, no os perdáis nuestros trucos!

 Ingredientes de la masa de croquetas light:

  • 100 gr. de restos de pollo cocinados (mejor si es pollo de un caldo u horneado)
  • 20 ml. de caldo (por ejemplo agua enriquecida con una pastilla)
  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de harina integral
  • 300 ml. de leche desnatada
  • 1 pizca de sal

Elaboración de la masa de croquetas light:

  1. Picamos muy finito y freímos a fuego alto la cebolla con un poco de caldo (así evitamos el aceite de oliva) en una sartén hasta que se vuelva blanda.
  2. Después añadimos la harina integral y tostamos a fuego medio-alto. La mezcla debe adquirir un color amarillento (ojo que no se os queme porque sino deberemos volver a empezar por el principio).
  3. Después añadimos la leche desnatada y dejamos el fuego medio-alto y aquí el truco está en remover contínuamente para que no se formen grumos y la leche se mezcle bien con a harina. Este paso tardará mínimo 45 minutos, (así que los que tengáis un robot de cocina no sufriréis tanto) ¡así que paciencia!
  4. Salamos al gusto.
  5. Y cuando veamos que la masa se esté espesando entonces añadimos el pollo desmigado (o sea en trozos pequeñitos) y seguimos removiendo otros 30 minutos más.
  6. Finalmente, dejamos enfriar en un recipiente plano (plato, bandeja, tupper) que tenga unos dos dedos de fondo como máximo (porque nos interesa que se enfrie lo más rápido posible). Y una vez frío, guardamos en la nevera tapado (con film transparente por ejemplo). Mínimo enfriar una noche o un par de horas en la nevera.

Truco para congelar masa de croquetas

Para congelar la masa de croquetas, lo mejor es guardarla en pequeñas dosis, dividirla en tuppers individuales o para 2 ó 3 raciones, para que se descongele más rápido y no acumule tanta agua. Pero si vemos que al descongelar queda un poco de hielo un buen truco es presionar con las manos la masa para que suelte estas gotitas de agua. Y ya tendremos la masa preparada para cocinar lo que queramos: unas croquetas de pollo, unas crepes rellenas etc.

¿Qué os parece si congeláis un poco de masa de croquetas en raciones individuales para cocinarlas dentro de unas semanas? Si queréis ser los primeros en descubrir de qué receta gourmet light estamos hablando, suscribíos a nuestro blog y recibiréis la receta por correo electrónico.  :-)

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 8.6/10 (10 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 6 votes)
Masa de croquetas light, 8.6 out of 10 based on 10 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *