Vaporera

Vaporera

Vaporera

Hoy os presentamos un fantástico e indispensable utensilio para cocinar al vapor, la vaporera. Posee tres cualidades que la hace tan importante: light, económica y rápida. Light porque es ideal para aquellos que estéis haciendo dieta. Económica porque realmente es barata, cuesta menos de seis euros o incluso os la podréis fabricar vosotros mismos (en el apartado de trucos y consejos os lo explicamos). Y, finalmente, rápida porque en apenas 15-20 minutos podréis tener hecha la comida de forma fácil, sencilla y sobre todo sana.

Otra de las ventajas es que con la vaporera no perderemos muchas vitaminas a la hora de cocinar las verduras, porque las hacemos al vapor (todo lo contrario que al cocerlas, ya que las vitaminas se pierden en el agua).También podemos calentar alimentos ya cocinados, usando el vapor, y siempre será mucho más sano que utilizar el microondas.

Uso de la vaporera

La vaporera suele ser un artilugio con forma de margarita con unos pétalos agujereados y movibles. Se usa normalmente dentro de una olla que tenga su tapa para cerrar casi herméticamente. Gracias a sus pétalos, que se expanden y se contraen, se adapta fácilmente a
cualquier recipiente (siempre y cuando el recipiente sea más grande que la vaporera). Una vez introducida la vaporera dentro del recipiente, tendréis que añadirle agua pero, con cuidado de que no toque la vaporera. Después deberéis poner los ingredientes sobre la vaporera, tapar y ya sólo queda por encender el fuego al máximo. Si veis que los alimentos son muy grandes, recomendamos cortarlos en trocitos (4cm x 2cm x 2cm aproximadamente) para acelerar el proceso de cocción al vapor. ¡Como decíamos, en unos 15 minutos podréis tener
la comida lista!

Trucos y consejos

  • ¿Queréis saber un truco infalible? Cuando uséis la vaporera, añadid también una hoja de laurel dentro del agua. Observaréis cómo potenciará su sabor, veréis también cómo el agua del inicio ha cogido cuerpo y se ha ido transformando en un caldo más nutritivo. Lo mejor
    que podéis hacer con él es guardarlo en un frasco de vidrio para usarlo en próximas recetas. Por ejemplo, en lugar de hervir el arroz o la pasta con agua, podréis aprovechar usando este caldo enriquecido. Si por el contrario, no tenéis previsto hacer ninguna receta, lo mejor será congelarlo para más adelante.
  • Podemos fabricar una vaporera casera de una forma muy sencilla. Necesitamos poner un colador en una olla llena de agua, teniendo cuidado de que el agua no toque el colador. Ponemos los alimentos encima del colador y el agua a hervir.  Tapamos mientras se cocina y vigilamos si el agua se evapora muy rápidamente, para poder rellenar la olla.

 

¿Habéis aprendido algo nuevo de la vaporera? Esperamos que haya sido así. Si te ha gustado y crees que puede interesar a alguien más, no olvides compartirlo en FacebookTwitterG+… ¡Gracias! y como siempre, os recordamos que si os suscribís a nuestro blog, recibiréis las nuevas recetas por correo electrónico.

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 8.7/10 (10 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +10 (from 10 votes)
Vaporera, 8.7 out of 10 based on 10 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *